Según la Organización Mundial de Turismo (2017), cada año los ingresos obtenidos por los destinos turísticos crecen. Tal es así que si en 1950 los ingresos fueron de 2.000 millones de dólares, en 1980 alcanzaron los 104.000 millones de dólares, en el año 2000 fueron 495.000 millones de dólares en ingresos y finalmente, en 2016 se alcanzaron los 1.220.000 millones de dólares. Con respecto a 2015, los ingresos aumentaron en 2.6%.El Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) y la compañía McAfee mostraron en su publicación CSIS y McAffe (2014) el coste global estimado del cibercrimen, estimando que a nivel mundial había alcanzado la cifra de 445 billones de dólares en 2014, siendo afectadas las empresas de todos los sectores y de todos los tamaños. Estos ciberataques destacaron por su complejidad y persistencia. Sus consecuencias afectan no sólo a nivel económico, sino a nivel reputacional, lo que pueden poner en peligro y amenazar la propia supervivencia de la empresa.

Kar y Spanjers (2017) en su informe “Delincuencia transnacional y mundo en desarrollo” detectaron que en 2014 el mercado global del narcotráfico representó un valor entre los 426 y los 652 billones de dólares.

También destacan que la falsificación es el comercio ilícito que más volumen de dinero promueve, alcanzando en 2014 entre los 923 billones de dólares y el 1.13 trillones de dólares al año. Los autores estiman que el 75% de los productos falsificados provienen de China. Todos estos datos nos ofrecen una comparativa de la importancia que gradualmente están tomando los ciberdelitos y su impacto económico. Así, debido al volumen económico que genera el Turismo, así como los ingentes volúmenes de datos, cada vez más se aprecia una mayor incidencia de Ciberdelitos en el Sector Turístico a nivel mundial. La propia supervivencia de las empresas turísticas está en riesgo si no se toman las medidas básicas de prevención, ya que los ciberataques afectan tanto a su cuenta de resultados como a la reputación y sus clientes.

Desde el Centro Atlántico de Capacitación Turística (CACT) deseamos ofrecer lo último en materia de Prevención de Ciberdelitos para el Sector Turístico y para ello contamos con una oferta exclusiva de cursos con el profesorado que fue pionero en España en el binomio Turismo y Ciberseguridad.